Archivo de la etiqueta: adicciones

Escala CIWA-ar y valoración enfermera

Los síntomas del síndrome de abstinencia de alcohol pueden cuantificarse y se recibe tratamiento cuando éstos exceden un umbral de severidad. El instrumento más utilizado para medir la severidad de este síndrome es la escala Clinical Institute Withdrawal Assessment por Alcohol Scale.

Con el objetivo de poner a prueba la utilidad de la herramienta CIWA para realizar la valoración inicial enfermera de pacientes con problemas de adicciones tratados en la unidad de desintoxicación de la Fundación Hogar Renacer, Juan Alfonso Fernández Arroyo y Cristina Moreno-Manzanero Rodríguez, enfermeros del centro, han realizado un trabajo de investigación que ha sido publicado recientemente en la revista Constantes.

En la actualidad CIWA-ar se utiliza en servicios de urgencias, en plantas de hospitalización general, en unidades de psiquiatría y en centros especializados en desintoxicación.

Fundación Hogar Renacer

En la práctica, en centros especializados (como el caso de la Fundación Hogar Renacer) se puede iniciar el tratamiento de desintoxicación antes de que se desencadene el síndrome de abstinencia, lo que facilita su control. Por eso el tipo de pacientes que tratamos presentan un grado de severidad leve-moderado.

Los autores concluyen que la escala CIWA-ar es un instrumento de medida útil como herramienta de enfermería para la obtención de datos como la valoración inicial del paciente, la realización del posterior plan de cuidados y su posterior evolución.

Actividades socioculturales de Fundación Hogar Renacer #1: visitamos la Catedral

El día 25 de enero de 2016, un grupo de usuarios de la Fundación visitó el monumento más significativo de Córdoba, la Catedral, por invitación del Obispado de Córdoba.

Contamos con la compañía de Lorena, Estefanía y Paco (alumnos de Integración Social en el Colegio Ferroviario y en el IES Ramón y Cajal).

Vistas hacia el río desde Torre de la MezquitaRecorrieron todos sus rincones: subieron a la torre, pasearon por el Patio de los Naranjos y disfrutaron de la atmósfera única de su recinto.

La salida continuó hacia el Arco del Triunfo, cruzando el Río Guadalquivir por el Puente Romano. Tras un paseo por el centro de la ciudad, regresaron al centro muy contentos y satisfechos por la actividad realizada.

Vistas del patio de los Naranjos desde su torreDejamos constancia del interés que todas las personas participantes mostraron por repetir la experiencia.

El Colegio Alauda visita la Fundación Hogar Renacer

Hoy nos ha visitado el alumnado del  Colegio Alauda de Córdoba para conocer de primera mano la labor que se realiza en el centro.Alauda en la Clínica Renacer

La experiencia ha sido muy interesante. Han podido escuchar algunos testimonios para concienciar de las consecuencias del consumo.

Por otro lado, se han realizado dinámicas grupales donde han aprendido mitos y realidades sobre el consumo de alcohol y la importancia de los factores de riesgo y de protección.

Agradecer el alto grado de participación y motivación que han mostrado en todo momento.

Con el deseo de poder continuar colaborando con éste centro educativo, esperamos que la visita le haya sido de interés.

Fundación Hogar Renacer inspira #3: le llamo… horizonte

Paseando por la Fundación Hogar Renacer nos detenemos hoy frente a un poema, huella que nos dejó alguien tras su paso…

Esa soledad que sentía ni tan siquiera existió,

era mi mente enferma a la que dominaba el alcohol

la que creía estar sola con todos a mi alrededor

y de pronto el horizonte en el que solo veía soledad

me mostró familia y amigos que me quieren de verdad.

Aunque le llamo horizonte porque no sabía que existía,

realmente su nombre es tan lindo como amanecer el día.

Su nombre real es la Clínica Renacer.

Aquí he descubierto personas muy humanas y sencillas

que te escuchan cuando hablas, aunque digas tonterías.

Siempre las tienes ahí, te dan todo lo que necesitas

y no solo el medicamento; también la gran calidad humana

de todos los que trabajan, observándote con la mirada, y

viendo a través de tus ojos si estás nerviosa o calmada.

Yo espero salir de aquí en gran parte curada.

 Gracias a todos los que en esta clínica trabajáis

porque llegamos perdidos y sin importarnos nada

y solo con llevar unos días ya te sientes ayudada.

Gracias a Renacer y también a su fundador,

porque pasamos de ser tristes náufragos a empezar a ver el sol.

Ese que te calienta pero d un gran calor humano.

Yo me siento feliz, ya no veo soledad.

Veo un camino largo por el que tengo que pasar

pero con la ayuda de Dios y la Clínica Renacer

al final de ese camino encontraré lo que dejé.

L.

Si queréis conocer otras experiencias inspiradoras, seguid atentos a nuestro blog.

Otras publicadas anteriormente:

Fundación Hogar Renacer inspira #1: «Vino torcido», de Joaquín Santaella.

Fundación Hogar Renacer inspira #2: Ven.

El lenguaje de las adicciones #3: «ahora me doy cuenta»

«Lo ves, pero no lo ves».

«Lo estás viendo, pero no lo ves».

«Sabes que tienes un problema, pero no tienes conciencia real de la enfermedad».

«Me he tirado tantos años viéndolo sin verlo, sin saber que lo que me pasaba era una enfermedadEl pensador…»

«Y me decía:
¿y por qué lo he hecho? Y yo, otra vez, no lo aceptaba».

«A esa conciencia se llega a través de las terapias».

«Ahora me doy cuenta.”

Fotografía: Petit Castor

M. (paciente de la Clínica Hogar Renacer)

Uno de los primeros signos de la presencia de un trastorno adictivo es la negación del problema. Se buscan justificaciones, “motivos”, para continuar con la conducta adictiva. Las consecuencias, cada vez más graves, se minimizan. Las atribuciones se proyectan en las circunstancias o en otras personas (bebo porque tengo un problema).

Por eso, como refleja el paciente M., tomar conciencia, verlo (tengo problemas porque bebo) es el primer paso para abandonar la conducta adictiva, comenzar un tratamiento y recuperarse de las secuelas sufridas hasta el momento.

Esther Ontanilla Reyes

Psicóloga Clínica

Fundación Hogar Renacer

Fundación Hogar Renacer inspira #2: Ven

Pasar por nuestro centro a menudo supone un momento de reflexión personal. No son pocas las ocasiones en las que las ideas fluyen y se expresan en verso, noveladas («Vino Torcido«), en un rasgueo de guitarra o se plasman en un lienzo.

Paseando por la Fundación Hogar Renacer podemos detenernos a leer algunos textos que, enmarcados, quedaron prendidos en sus paredes. Hoy os traemos uno de ellos.

Digamos que su autor se llama J…

Ven con nosotros a Renacer,

tú lo necesitas de verdad,

te sientes agobiado,

te sientes apartado de la sociedad.

Crees que no tienes amigos,

crees que no tienes familia

y eso no es verdad.

Tú tienes un problema y es el alcohol,

no la sociedad.

Ven aquí, te acogemos con corazón.

Ven con nosotros y lo verás,

encontrarás los mejores amigos

y eso no se puede explicar.

 Aquí hay gente que te quiere ayudar

y esto no es un cuento,

es una realidad.

Tienes un problema y no lo quieres ver.

No eres el primero a la hora de pensar.

Esto es una rueda, que no para de rodar.

 Nos hemos curado de esta enfermedad,

ha cambiado nuestra vida

y eso no se puede ocultar.

La vida es bonita

y eso no se nos puede pasar.

J.

Si queréis conocer otras experiencias inspiradoras, seguid atentos a nuestro blog.

Otras publicadas anteriormente:

Fundación Hogar Renacer inspira #1: «Vino torcido», de Joaquín Santaella.

Adicciones: asumir la responsabilidad del cambio para consolidar la abstinencia

Compartimos hoy con nosotros una viñeta que recoge la importancia de asumir la responsabilidad de cada persona en su proceso de abandono de adicciones.

Muchas personas esperan que suceda algo o que llegue alguien y se haga cargo de ellas.

Otras culpan a los demás o al entorno de sus propios problemas y dificultades, haciendo de esta creencia una norma. Trasladar la responsabilidad a otros puede atenuar temporalmente nuestro dolor, pero nos encadena a esos problemas.

Cada paciente ha de participar activamente en el proceso de tratamiento, asumiendo su propia responsabilidad, ya que sólo así el proceso de tratamiento permitirá consolidar la abstinencia.

Responsabilidad

Si nos detenemos en los escalones inferiores, se repetirán pensamientos que me limitan o impiden de alguna forma iniciar el camino, subir la escalera hasta obtener mis objetivos:

  • «Nunca lo consigo»,
  • «No puedo»,
  • «Es que me han educado así»,…

Cuando nos asaltan esas ideas debemos tratar de cambiarlas por otras que nos permitan vivir la vida que queremos vivir, como:

  • «Puedo hacerlo»,
  • «Elijo hacerlo»,…

Hemos de buscar soluciones o conductas nuevas, moviéndonos hacia lo que queremos lograr.

Os dejamos, por último, una cita de H. Ford sobre esta idea:

Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, no te preocupes porque en los dos casos tienes razón.

Muchas gracias a Esther Ontanilla, psicóloga de la Fundación Hogar Renacer, por el material e ideas aportadas para la redacción de esta entrada.

El Trabajo Social en Adicciones

El pasado día 25 de junio de 2015 se celebró en el Colegio Profesional de Trabajo Social de Córdoba un Seminario sobre Trabajo Social en Adicciones.
Fundación Hogar Renacer
Se trataron aspectos como la importancia de la labor del trabajo social en adicciones en los diferentes centros donde desarrollan su ejercicio profesional.
La Fundación Hogar Renacer estuvo presente, siendo ponentes nuestro trabajador social José Luis Luque Fernández y Elena Vargas Dalí, becaria del centro.

El lenguaje de las adicciones #2: metáfora del autobús

Las personas percibimos el mundo mediante un filtro constituido por los sentidos y nuestras interpretaciones. Las conclusiones a las que llegamos nos permiten sentir, pensar y actuar en consecuencia. Al no existir una realidad objetiva universal ante un mismo suceso, situación o circunstancia, percibimos, sentimos y reaccionamos muy distintamente unas personas de otras.

Las emociones  negativas (tristeza, ira, miedo,…) son normales y sanas, teniendo como función principal avisarnos de que algo no va bien. Esto nos alerta para poder emplear nuestro esfuerzo en intentar analizar qué está sucediendo y poder manejar nuestro estado, especialmente cuando esas emociones negativas son intensas y nos bloquean o nos impiden avanzar permitiendo que la ansiedad se manifieste.

Para ello es muy importante saber identificar esos pensamientos negativos (conclusiones precipitadas, maximizar, autoatribución, razonamiento emocional,…) en muchos casos erróneos y conocer las emociones y sentimientos que experimentamos.

Hay que tener en cuenta que no podemos elegir cómo sentirnos ni los pensamientos que nos asaltan, pero sí qué hacer para sentirnos y vivir mejor.

Te invito a reflexionar sobre este tema mediante el siguiente documento. Espero que te guste y te sirva de ayuda.

En formato texto: Metafora del autobus

En formato vídeo (en inglés, con subtítulos en castellano): Metáfora del autobús.

¿La conocías? ¿Te ha gustado?

El lenguaje de las adicciones #1: el elefante encadenado

Iniciamos hoy la serie «El lenguaje de las adicciones», donde trataremos de aportar ideas para conocer un poco mejor la realidad del problema de las adicciones.

Elephant_by_Bahaloo

A menudo utilizamos en las terapias un cuento que quizás conozcáis: el elefante encadenado, de Jorge Bucay, donde se refleja cómo se siente y vive la adicción una persona.

La cadena representa a la adicción, que nos puede parecer limitadora pero que no es insuperable.

Os dejamos el enlace para que podáis escuchar el cuento de «El elefante encadenado«.

Esperamos que os guste.