Archivos de la categoría Adicciones

Escala CIWA-ar y valoración enfermera

Los síntomas del síndrome de abstinencia de alcohol pueden cuantificarse y se recibe tratamiento cuando éstos exceden un umbral de severidad. El instrumento más utilizado para medir la severidad de este síndrome es la escala Clinical Institute Withdrawal Assessment por Alcohol Scale.

Con el objetivo de poner a prueba la utilidad de la herramienta CIWA para realizar la valoración inicial enfermera de pacientes con problemas de adicciones tratados en la unidad de desintoxicación de la Fundación Hogar Renacer, Juan Alfonso Fernández Arroyo y Cristina Moreno-Manzanero Rodríguez, enfermeros del centro, han realizado un trabajo de investigación que ha sido publicado recientemente en la revista Constantes.

En la actualidad CIWA-ar se utiliza en servicios de urgencias, en plantas de hospitalización general, en unidades de psiquiatría y en centros especializados en desintoxicación.

Fundación Hogar Renacer

En la práctica, en centros especializados (como el caso de la Fundación Hogar Renacer) se puede iniciar el tratamiento de desintoxicación antes de que se desencadene el síndrome de abstinencia, lo que facilita su control. Por eso el tipo de pacientes que tratamos presentan un grado de severidad leve-moderado.

Los autores concluyen que la escala CIWA-ar es un instrumento de medida útil como herramienta de enfermería para la obtención de datos como la valoración inicial del paciente, la realización del posterior plan de cuidados y su posterior evolución.

Venlafaxina retard y trastorno por dependencia de alcohol

Venlafaxina retard y trastVenlafaxina en vademecumorno por dependencia de alcohol.

Venlafaxina retard es un antidepresivo utilizado en pacientes con trastorno por dependencia de alcohol o de alcohol y cocaína durante el inicio del tratamiento de desintoxicación.

En la Fundación Hogar Renacer (España) se ha realizado un estudio observacional con pacientes ingresados, a los que se les administró venlafaxina en vademecum durante un periodo de 6 meses.

Los resultados sugieren que la venlafaxina en vademecumpodría ser efectiva en el tratamiento coadyuvante de pacientes con dependencia de alcohol que estén realizando un tratamiento de deshabituación alcohólica.

Estos resultados deberían ser replicados con estudios sobre series más amplias y controlados con placebo.

El artículo completo puede consultarse en algunos medios en los que se ha publicado. Entre otros:

David Cáceres Anillo (director médico de la Fundación Hogar Renacer)

Ana Rodríguez Yuste (psicóloga de la Fundación Hogar Renacer)

Carlos Morillo Velarde (psiquiatra de la Fundación Hogar Renacer)

Mª Victoria Cabrera Gisbert (médico de la Fundación Hogar Renacer)

 

El Colegio Alauda visita la Fundación Hogar Renacer

Hoy nos ha visitado el alumnado del  Colegio Alauda de Córdoba para conocer de primera mano la labor que se realiza en el centro.Alauda en la Clínica Renacer

La experiencia ha sido muy interesante. Han podido escuchar algunos testimonios para concienciar de las consecuencias del consumo.

Por otro lado, se han realizado dinámicas grupales donde han aprendido mitos y realidades sobre el consumo de alcohol y la importancia de los factores de riesgo y de protección.

Agradecer el alto grado de participación y motivación que han mostrado en todo momento.

Con el deseo de poder continuar colaborando con éste centro educativo, esperamos que la visita le haya sido de interés.

Día Mundial Sin Alcohol: 15 de noviembre de 2015

Domingo, 15 de noviembre (Día Mundial sin alcohol) 

Alcohol y culpa, un cóctel doloroso.

Todas las personas, en ciertas ocasiones, podemos experimentar sentimientos de culpa en mayor o menor medida.  A veces nos sentimos culpables sin razón. Otras, somos conscientes de haber actuado inadecuadamente. De una forma u otra, esta emoción cumple su función adaptativa, nos permite reparar e intentar  enmendar aquello que nos preocupa y que especialmente nos causa malestar.

Culpabilizarnos hace que desaprovechemos el presente, nos inmoviliza, nos estanca, perpetua el sufrimiento y el dolor. En el caso del alcoholismo, la culpa se hace insoportable, y más cuando este sentimiento se intenta ahogar bebiendo aún más. Cuando tienes este problema, eres consciente del daño que te haces tanto a ti mismo, como a los demás. Experimentas sentimientos contrapuestos entre lo que es correcto y lo que necesitas, lo que piensas y sientes y lo que realmente dices y manifiestas.

Todo en tu vida deja de ser importante, incluso sacrificando aquello que más quieres. Esto no significa que no te importe, sino que ese cierto control que creías que tenías se desvanece. Te sientes atrapado, dejas de ser tú mismo y en lo único que puedas pensar es conseguir y consumir alcohol.

A veces un comentario de alguien que te importa o un empujón, en otras, el perder lo que tenías o caer tan bajo incluso hasta donde nunca imaginabas, te hacen ver que necesitas un cambio, necesitas ayuda. Es entonces  y poco a poco cuando empiezas a entender que no se trata de luchar e ir contracorriente, sino de aceptar y dejar fluir.  Paciencia y constancia es realmente lo que necesitamos cuando empiezas a vivir en libertad nuevamente.

Día Mundial Sin Alcohol

El Día Mundial Sin Alcohol fue establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el propósito de concienciar a la población de las graves consecuencias que puede llegar a tener el consumo de alcohol.

Cristina Carreño Arias

Psicóloga

Fundación Hogar Renacer

Fundación Hogar Renacer inspira #3: le llamo… horizonte

Paseando por la Fundación Hogar Renacer nos detenemos hoy frente a un poema, huella que nos dejó alguien tras su paso…

Esa soledad que sentía ni tan siquiera existió,

era mi mente enferma a la que dominaba el alcohol

la que creía estar sola con todos a mi alrededor

y de pronto el horizonte en el que solo veía soledad

me mostró familia y amigos que me quieren de verdad.

Aunque le llamo horizonte porque no sabía que existía,

realmente su nombre es tan lindo como amanecer el día.

Su nombre real es la Clínica Renacer.

Aquí he descubierto personas muy humanas y sencillas

que te escuchan cuando hablas, aunque digas tonterías.

Siempre las tienes ahí, te dan todo lo que necesitas

y no solo el medicamento; también la gran calidad humana

de todos los que trabajan, observándote con la mirada, y

viendo a través de tus ojos si estás nerviosa o calmada.

Yo espero salir de aquí en gran parte curada.

 Gracias a todos los que en esta clínica trabajáis

porque llegamos perdidos y sin importarnos nada

y solo con llevar unos días ya te sientes ayudada.

Gracias a Renacer y también a su fundador,

porque pasamos de ser tristes náufragos a empezar a ver el sol.

Ese que te calienta pero d un gran calor humano.

Yo me siento feliz, ya no veo soledad.

Veo un camino largo por el que tengo que pasar

pero con la ayuda de Dios y la Clínica Renacer

al final de ese camino encontraré lo que dejé.

L.

Si queréis conocer otras experiencias inspiradoras, seguid atentos a nuestro blog.

Otras publicadas anteriormente:

Fundación Hogar Renacer inspira #1: «Vino torcido», de Joaquín Santaella.

Fundación Hogar Renacer inspira #2: Ven.

El lenguaje de las adicciones #3: «ahora me doy cuenta»

«Lo ves, pero no lo ves».

«Lo estás viendo, pero no lo ves».

«Sabes que tienes un problema, pero no tienes conciencia real de la enfermedad».

«Me he tirado tantos años viéndolo sin verlo, sin saber que lo que me pasaba era una enfermedadEl pensador…»

«Y me decía:
¿y por qué lo he hecho? Y yo, otra vez, no lo aceptaba».

«A esa conciencia se llega a través de las terapias».

«Ahora me doy cuenta.”

Fotografía: Petit Castor

M. (paciente de la Clínica Hogar Renacer)

Uno de los primeros signos de la presencia de un trastorno adictivo es la negación del problema. Se buscan justificaciones, “motivos”, para continuar con la conducta adictiva. Las consecuencias, cada vez más graves, se minimizan. Las atribuciones se proyectan en las circunstancias o en otras personas (bebo porque tengo un problema).

Por eso, como refleja el paciente M., tomar conciencia, verlo (tengo problemas porque bebo) es el primer paso para abandonar la conducta adictiva, comenzar un tratamiento y recuperarse de las secuelas sufridas hasta el momento.

Esther Ontanilla Reyes

Psicóloga Clínica

Fundación Hogar Renacer

Jornadas sobre el impacto sanitario del consumo de alcohol: allí estuvimos

Durante los días dos y tres de Octubre de 2015 algunos componentes del Equipo Técnico de la Fundación Hogar Renacer hemos tenido el placer de participar en las «Jornadas sobre el Impacto Sanitario del Consumo de Alcohol«, organizadas por la Sociedad Española de Urgencias Psiquiátricas. Estas Jornadas se han celebrado en el flamante Salón de Actos de las nuevas instalaciones de la Facultad de Medicina y Enfermería de Córdoba.

Y digo «hemos tenido el placer» porque han sido unas jornadas muy interesantes en su totalidad , tanto por la calidad de los ponentes como por lo interesante y novedoso de los contenidos aportados, de tremenda actualidad y utilidad para los profesionales que trabajamos asistiendo a enfermos alcohólicos y a sus familiares.

Quisiera destacar las intervenciones referidas a:

  1. Los trastornos hepáticos por consumo de alcohol y la posibilidad de trasplante para estos pacientes,
  2. Las aclaraciones sobre las bases neurobiológicas de los trastornos adictivos y sus implicaciones para los tratamientos farmacológicos específicos de la dependencia al alcohol, y
  3. La actualización sobre el arsenal terapéutico disponible para el abordaje del alcoholismo con las recientes novedades farmacológicas.

SEDUP

Un tiempo de formación muy bien invertido y de gran utilidad.

DAVID CACERES ANILLO

Director Médico de Fundación Hogar Renacer

Adicciones: asumir la responsabilidad del cambio para consolidar la abstinencia

Compartimos hoy con nosotros una viñeta que recoge la importancia de asumir la responsabilidad de cada persona en su proceso de abandono de adicciones.

Muchas personas esperan que suceda algo o que llegue alguien y se haga cargo de ellas.

Otras culpan a los demás o al entorno de sus propios problemas y dificultades, haciendo de esta creencia una norma. Trasladar la responsabilidad a otros puede atenuar temporalmente nuestro dolor, pero nos encadena a esos problemas.

Cada paciente ha de participar activamente en el proceso de tratamiento, asumiendo su propia responsabilidad, ya que sólo así el proceso de tratamiento permitirá consolidar la abstinencia.

Responsabilidad

Si nos detenemos en los escalones inferiores, se repetirán pensamientos que me limitan o impiden de alguna forma iniciar el camino, subir la escalera hasta obtener mis objetivos:

  • «Nunca lo consigo»,
  • «No puedo»,
  • «Es que me han educado así»,…

Cuando nos asaltan esas ideas debemos tratar de cambiarlas por otras que nos permitan vivir la vida que queremos vivir, como:

  • «Puedo hacerlo»,
  • «Elijo hacerlo»,…

Hemos de buscar soluciones o conductas nuevas, moviéndonos hacia lo que queremos lograr.

Os dejamos, por último, una cita de H. Ford sobre esta idea:

Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, no te preocupes porque en los dos casos tienes razón.

Muchas gracias a Esther Ontanilla, psicóloga de la Fundación Hogar Renacer, por el material e ideas aportadas para la redacción de esta entrada.

Rostros de la Fundación Hogar Renacer: Laura Gutiérrez Ruiz

La vulnerabilidad de las personas a la vez que la fuerza y la sabiduría del cuerpo humano ha sido, en los diez años que llevo aquí, lo que más me ha marcado. Me llamo Laura Gutiérrez Ruiz y soy enfermera de la Clínica Renacer.Enfermera en Fundación Hogar Renacer

Todo empezó por la sustitución de un amigo que dejó un puesto libre y me dijo que si me interesaba. Accedí encantada, ya que cuando entras por primera vez por las puertas de Renacer  no sientes que sea una clínica; sientes que es una casa donde habita una familia con la meta de ayudar a los que lo necesiten. A mí me gustaba eso porque, a pesar de que lo más importante es que el paciente tenga conciencia de enfermedad, quiera curarse y luche por ello, nuestra labor es gigante y así debemos pensar siempre.

Y digo nuestra labor porque somos un equipo, un gran equipo. Desde personal administrativo hasta psiquiatría, pasando por limpiadoras y demás compañeros, todos y cada uno de nosotros tiene la labor de ayudar en la cura de estos enfermos y de hacer que quieran curarse.

Es cierto que soy humana antes que enfermera, y que algunas veces me ha frustrado la cronicidad de esta enfermedad. Pero al final me doy cuenta que una simple sonrisa, un simple día que yo pueda mejorar la calidad de vida de estas personas, merece la pena.

Laura Gutiérrez Ruiz

Enfermera

El lenguaje de las adicciones #2: metáfora del autobús

Las personas percibimos el mundo mediante un filtro constituido por los sentidos y nuestras interpretaciones. Las conclusiones a las que llegamos nos permiten sentir, pensar y actuar en consecuencia. Al no existir una realidad objetiva universal ante un mismo suceso, situación o circunstancia, percibimos, sentimos y reaccionamos muy distintamente unas personas de otras.

Las emociones  negativas (tristeza, ira, miedo,…) son normales y sanas, teniendo como función principal avisarnos de que algo no va bien. Esto nos alerta para poder emplear nuestro esfuerzo en intentar analizar qué está sucediendo y poder manejar nuestro estado, especialmente cuando esas emociones negativas son intensas y nos bloquean o nos impiden avanzar permitiendo que la ansiedad se manifieste.

Para ello es muy importante saber identificar esos pensamientos negativos (conclusiones precipitadas, maximizar, autoatribución, razonamiento emocional,…) en muchos casos erróneos y conocer las emociones y sentimientos que experimentamos.

Hay que tener en cuenta que no podemos elegir cómo sentirnos ni los pensamientos que nos asaltan, pero sí qué hacer para sentirnos y vivir mejor.

Te invito a reflexionar sobre este tema mediante el siguiente documento. Espero que te guste y te sirva de ayuda.

En formato texto: Metafora del autobus

En formato vídeo (en inglés, con subtítulos en castellano): Metáfora del autobús.

¿La conocías? ¿Te ha gustado?